fbpx

Fragmento de "Cosas que vengo diciendo – Ciencia y conciencia de la conciencia"

 

Fragmento de texto de Claudio Naranjo en su libro “Cosas que vengo diciendo – Ciencia y conciencia de la conciencia”

 

(…)Basta la consideración de los casos de niños criados por animales para convencerse de que surge la conciencia humana en un contexto intersubjetivo, y basta la consideración de cómo la psicoterapia profunda entraña no sólo una diferenciación respecto de los padres sino también la recuperación de los vínculos amorosos con ellos, para concluir que el desarrollo de la conciencia no es asunto que pueda ser separado en la práctica de la re-integración de nuestro yo interpersonal que, a su vez, entraña empatía y perdón hacia aquellos que, por ser las personas más cercanas a nosotros, inevitablemente fueron los transmisores de una patología social y quienes más profundamente nos hirieron. Especialmente característico del proceso terapéutico es el afloramiento a la conciencia y reintegración a la personalidad de lo que podríamos caracterizar como el “progenitor reprimido”, en vista de cómo es habitual que el conflicto entre los padres lleve al niño no sólo a una identificación preferente con uno de sus progenitores, sino a una implicita denigracion y desidentificación respecto del otro; situación que sólo tras una profunda comprensión llega a modificarse.

Aparte de que la evolución de la conciencia individual vaya aparejada a una capacidad de sostener una actitud amorosa y no defensiva ante el dolor y que también entrañe una creciente integración intrapsíquica, nos sugiere la psicoterapia que el progreso de la conciencia va aparejado a una mayor libertad. Basta con que nos percatemos de lo que ocurre en nuestra mente, para que nuestro estado mental se haga menos compulsivo, así como en la experiencia de la meditación, la observación fina de la mente la "vuelve a casa" en cierto modo. Y es inevitable que la mayor conciencia que trae la comunicación del pensamiento espontáneo en la situación psicoanalítica lleve a la persona a discriminar entre sus pensamientos verdaderos y sus pensamientos prestados o postizos, una especie de pensamiento parasítico, del que comienza a liberarse. Y también la vida emocional se hace más libre, a medida que, a través de la toma de conocimiento de sus sentir la persona se va sintiendo más dueña de sentir lo que siente.

Este proceso es bien conocido para los que han trabajado con terapia respiratoria, en vista de la medida en que la respiración refleja la vida emocional: basta con la respiración espontánea consciente para que no sólo la respiración, sino también el estado emocional de la persona, se vayan tranquilizando

Pero lo mismo puede decirse, naturalmente, de toda la vida -y particularmente de la vida de relaciones: la simple toma de conciencia es sanadora y a veces basta con captar uno de nuestros patrones relacionales compulsivos para que comencemos a desidentificarnos de este -recuperando la libertad de actuar en forma creativa y apropiada a las circunstancias, en vez de hacerlo desde la inercia de tempranos condicionamientos obsoletos.

 Otro hecho respecto de la conciencia, que se nos hace presente a través de la consideración de la experiencia terapéutica, es su "interdependencia recíproca” respecto del dolor. Es el sufrimiento el que nos ha llevado a defendernos con la inconciencia, y la inconsciencia, a su vez, interfiriendo con la salud de nuestras relaciones y decisiones, nos acarrea sufrimiento.

Es el dolor el origen temporal de nuestra inconsciencia, así como su origen siempre presente; pues persiste el pasado en nuestro presente, y específicamente el dolor del pasado nos hace hipersensibles y disfuncionales ante las dificultades, frustraciones y fricción natural de la vida. Y persiste el pasado en el presente a través de nuestra personalidad, que es algo así como el programa que desarrollamos para no sufrir ante nuestras dificultades.

Así, por ejemplo, el dolor nos enseñó a rehuir o evitar el castigo a través de la inhibición de la propia libertad; y luego la inconsciencia sirve a nuestra cobardía, por el simple hecho de que para seguir dándoles vida en nosotros a los fantasmas amenazantes de los que nos parece indispensable precavernos (para evitar volver a sufrir) es necesario que perdamos contacto con la realidad presente. Además, ayuda la inconsciencia al que ha sucumbido al miedo de ser, a través de un olvido de la plenitud sana y una desconexión del llamado de su ser esencial, inevitablemente amenazante. 

Tomemos el caso de un diferente tipo humano: el orgulloso. En este caso, el individuo aprende a seducir para evitar el dolor del desamor, y eso entraña engañar al otro respecto de la propia necesidad de amor que se esconde bajo la máscara del amor desinteresado. ¿Pero cómo podría engañarse la persona sin un sacrificio de su conciencia? 

Así como sirve la inconsciencia a los fines de parecer una persona más deseable o a los fines del miedo a intimidar, sirve también a cada una de esas pasiones que la doctrina cristiana llama pecados capitales y que no son otra cosa que una serie de necesidades neuróticas fundamentales. 

Están, así, interrelacionadas la inconsciencia y la ira, como se ha sabido desde siempre y la psicoterapia confirma día a día: la conciencia irradia amor y el camino del amor sirve al progreso de nuestra conciencia;  la inconsciencia sirve a la ira -famosamente ciega- y la ira es obstáculo a la conciencia espiritual. 

 

     Digamos que al centro de nuestra neurosis está el dolor y que el acto más fundamental del ego es uno de defensa a través de la inconsciencia; llámese represión, negación, desconexión o como quiera que la situación haga más pertinente. En cada caso, sin embargo, nuestro intento de no sufrir se nos vuelve una fuente de sufrimiento innecesario renovado. Podríamos incluso decir que la esencia del camino espiritual sea una transformación de nuestra actitud ante el sufrimiento.

 

Cuando niños, nuestra fragilidad y dependencia respecto de nuestro entorno nos doblegó, y el sufrimiento nos ha dejado en un estado de alarma automática y obsoleta.

Necesitamos aprender, por lo tanto, a relajarnos ante el dolor aceptando la realidad de nuestra experiencia y encontrando la actitud más sana posible frente a lo que nos duele o molesta. Tarde o temprano, descubriremos que tal actitud sana es una actitud amorosa. Pero saberlo no nos ahorra el proceso, pues ello es mucho más fácil de decir que de hacer: nuestro amor es, por lo general, muy delicado y soporta poco las frustraciones. Ser capaces de mantener viva la llama del amor cuando más duele es característico de la compasión que- como hemos visto- es hermana de la sabiduría.

 


 

Claudio Naranjo - Tres amores y tres cerebros.

Claudio Naranjo - Tres amores y tres cerebros.

 

 

La salud mental entraña un estado espontáneamente amoroso, y creo que es una ilusión pensar que se puede encontrar la felicidad sin pasar por la capacidad de amar.
Pero el amor es varias cosas, y no una sola. Pienso que hay tres “colores básicos” del amor, que no siempre están igualmente desarrollado en una persona dada.

Podemos hablar de un amor cristiano “ama al prójimo como a ti mismo”, y no se trata del mismo amor del que hablaba Freud, el amor erótico.
Llama la atención el contraste entre estos dos amores, designado por los griegos por los términos Eros y Agape, o por los equivalente latino de amor y caritas. El tipo de amor que se designa como agape o caridad es el que se expresa como bondad o generosidad, y es el “amor al prójimo” que caracteriza no solo al camino cristiano sino a todas las religiones. Culmina esta forma de amor en la compasión, característicos de seres que han llegado lejos en el camino, pero que es también intrínseco a la naturaleza humana, puesto que está presente ya en la experiencia de la maternidad.

Claro que en el mundo humano hay mucha falsificación de este amor bondadoso y compasivo. Ya que se lo predica y requiere de nosotros desde la infancia, estamos más o menos programados para ser buenos; y aún así optamos por rebelarnos, llevamos en nosotros la expectativa de nuestra cultura. Solo es humana la posibilidad de extender el amor compasivo más allá de los hijos, potencialmente a todos los humanos e incluso a todos los seres como amor universal.

 

Se habla que tenemos un cerebro arcaico, instintivo, emocional que es el cerebro límbico, este es el que se considera como nuestro cerebro amoroso cuya función va quedando postergada en relación al control de la corteza frontal por razones culturales. Pienso que tenemos que recuperar nuestra sabia y santa animalidad.

Pretendemos desarrollar la compasión, pero creo que se equivocan quienes piensan que la compasión es un atributo que aparece en un desarrollo espiritual superior, la bondad es algo que teníamos desde el comienzo, yace en nuestra naturaleza y solo tenemos que recuperarla.

Decía que tanto el amor erótico como el amor benévolo son sanos, y se relacionan con partes de nuestro cerebro. Quisiera agregar que así como el amor cristiano dice relación con el amor maternal, el amor erótico “greco-romano”, que es en esencia amor deseo que se encamina hacia el placer, tienen que ver con nuestro cerebro instintivo y son la parte “hijo” de nuestra naturaleza. En tanto que el componente maternal de nuestra naturaleza da y cuida, nuestra parte filial es aquella que desea, y todos llevamos en nosotros ese niño interior que solo quiere ser feliz. Solo que, así como ha estado eclipsado en nuestra cultura el amor benévolo antes los intereses del dominio y la conquista, ha estado durante muchos siglos postergado este derecho a la felicidad.

Pero aparte de estos dos amores, hay un tercer amor que tiene con el aprecio, con la admiración, con el respeto y con los ideales. Los griegos la llaman “Philia”. Es lo que uno busca en la amistad, lo encuentra en cada persona a quien valora. Hay amistades manipulativas también, en las que en el nombre de la amistad se trata de obtener cosas; pero la verdadera amistad es una en la que uno se interesa en el otro, porque el otro tiene una cualidad espiritual o humana admirable que estimula el propio crecimiento.
Todo esto tiene que ver con lo que significa la figura del padre para el niño. La madre es quien lo protege, pero la madre mira al padre; la madre ama al padre, y el niño que lo percibe, hace lo mismo. El padre representa también aquello que se quiere imitar, pues el amor-valor o amor admirativo es por naturaleza imitativo: nos conformamos internamente según aquello que admiramos y valoramos, y en ello está el origen de los vínculos de autoridad.

Pienso que un aspecto significativo del autoconocimiento sea entender la propia vida desde la perspectiva de los tres amores. Es decir: no solo desde la perspectiva del amor, sino de sus tres variedades o caras. Pienso que la felicidad que todos consciente o inconscientemente, anhelamos depende principalmente de un sentimiento de plenitud que refleja el que seamos seres completos, y que ello a su vez se traduce en equilibrio de amor. Lo más común, sin embrago, es que se tenga mucho de alguno de estos amores y demasiado poco de algún otro. Y me parece que la gente busca llenar la insatisfacción resultante de la falta de realización de alguno de estos con un amor diferente.

Para comprender el subdesarrollo del amor es necesario que prestemos atención a como este deriva en gran medida del sobre desarrollo de algo así como un falso amor, que a su vez no es más que una sed de amor idealizada. Este amor parasitario, tiene + su origen es una carencia. Y la necesidad de amor, por más que se disfrace de amor, es una adicción. Y es tal necesidad de amor que constituye el mayor obstáculo al amor propiamente tal.
Si es cierta esta idea de que es el amor el que nos hace felices, lo importante no es que consigamos ser queridos, sino que logremos comprender y superar los obstáculos que nos impiden movilizar nuestro potencial amoroso.

 

Fuente: extracto del libro "Cosas que vengo diciendo" - Claudio Naranjo

 


 

Claudio Naranjo
Director Honorario
El Dr. Claudio Naranjo es, antes de todo, un buscador. En su andar ha hecho una integración entre los avances de la psicoterapia y las tradiciones espirituales. Fundamentalmente, ha sabido extraer lo esencial de la multitud de experiencias vividas para sistematizarlas y entregarlas como un don transformador. Más info click en el link
Dr. Diego Minck
Director de la Escuela Gestalt Viva Claudio Naranjo Argentina. Capital Federal.
Médico psiquiatra (UBA) Psicoterapeuta. Magister en Psicofarmacología Universidad Favaloro. Discípulo y colaborador del Dr. Claudio Naranjo desde 1999. Formado en Gestalt con Naranjo y su equipo del SAT internacional. Formado en psiquiatría dinámica bajo la tutoría de Lía Ricón y JC Stagnaro. Psicoterapias de orientación psicoanalítica con Héctor Fiorini. Psicoterapia de grupo y psicodrama con Hernán Kesselman y Eduardo Pavlovsky. Psicoterapia cognitiva para T. de la personalidad con Jeffrey Young (discíp.de A. Beck). Terapia de desensibilización para trauma, trastorno de pánico, ansiedad generalizada. EMDR, F. Shapiro. Terapia Familiar (Glasserman) Constelaciones Familiarares (CBH)
Clara Rennó
Módulo Gestalt y Autoregulación Organísmica
Formada en Gestal Terapia por la Escuela Sat de Claudio Naranjo. Terapeuta Formada por instituto Hoffman con más de 25 años de experiencia no proceso Hoffman. Es colaboradora y terapeuta del Programa SAT hace más de 15 años.
Ginetta Pacella
Italia
Psicóloga y psicoterapeuta gestáltica y corporal. Alumna y colaboradora de Claudio Naranjo hace más de 20 años. Integra los equipos del Programa SAT en Italia, España y varios países de América del Sur. Presidente del Instituto Gestalt y Estudio de la Personalidad en Bologna, Italia. Vicepresidente de la Asociación Italiana SAT Education.
Maria Grazia Cecchini
Italia
Psicóloga y psicoterapeuta individual, de grupo y familiar, especialista en Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Terapia Sistémica-relacional y Terapia Psicocorporal. Socia-fundadora y presidenta de Società Italiana SAT-Educazione.
Joan Garriga
Módulo Gestalt, Atención y Vínculos 2019
Psicólogo Humanista. Terapeuta Gestalt. Socio Fundador del Institut Gestalt (Barcelona). Formado en PNL, abordaje Ericksoniano y métodos escénicos y corporales. Introdujo a Bert Hellinger –creador de las Constelaciones Familiares- en España. Imparte Formación en Constelaciones Familiares. Discípulo y Colaborador de Claudio Naranjo. Escritor.
Juan Carlos Corazza
España. Estudio integral del actor
Terapia Gestalt en la EMTG, Madrid. Análisis y Conducción de Grupos con Paco Peñarrubia. Programa SAT, todos los niveles, dirigido por Claudio Naranjo. Colaborador del Programa SAT en diversos países. Conservatorio de Nacional de Arte Dramático de Buenos Aires. Estudio de Carlos Gandolfo, su maestro más importante. También estudió con Augusto Fernándes y Susana Rivara de Mildermann.
Assumpta Mateu
España
Psicóloga por la Universidad de Barcelona – UB. Psicoterapeuta Gestáltica e Integrativa. Discípula y colaboradora de Claudio Naranjo. Miembro titular de la Asociación Española de Terapia Gestalt – AETG. Miembro de la Federación Española. de Asoc. De Psicoterapeutas – FEAP. Co-fundadora e ex-presidenta de Gestalt Mallorca. Trabaja en España, Brasil , Argentina y México.
Amor Hernández
España
Psicologa Clinica y Social por la Universidad Complutense de Madrid. Formada por la E.M.T.G. Colaboradora en varias escuelas de formación (dentro y fuera de España), y también de la Fundación Claudio Naranjo en programas de Educación y SAT. Psicoterapeuta F.E.A.P. Miembro del equipo didáctico de la E.M.T.G. desde 2005. Miembro del equipo de C.I.P.A.R.H. Discípulo de Claudio Naranjo.
Fátima Caldas
Brasil
Médica especializada en neurología por el Departamento de Neurociencias del Hospital de las Clínicas de la USP. Se especializó en psicodrama por el Instituto Sedes Sapientiae y en Gestalt por el Instituto de Gestalt de São Paulo y la escuela SAT creada por el Dr. Cláudio Naranjo. Es terapeuta transpersonal versada en técnicas de regresión por la respiración, formada con Leonard Or y Cherif ChalaKani y por los estudios de respiración holotrópica de S.Groff. Es miembro internacional de la escuela SAT que forma parte del equipo desde 1996, siendo autorizada por el Dr. Claudio Naranjo a transmitir el conocimiento de la psicología de los eneatipos. Fue presidenta de la "IEA.Brasil" - filial brasileña de la "International Enneagram Association" y directora del "V Congreso Brasileño de Eneagrama" junto a André Prudente. Cocreadora y directora del Instituto Gestalt de Vanguardia Claudio Naranjo, junto con Pedro Ramos con sede en São Paulo y Belo Horizonte.
Pedro Caldas
Brasil
Socio fundador y director del Instituto Gestalt de Vanguarda Claudio Naranjo. Discípulo y colaborador internacional de Claudio Naranjo en el Programa SAT. Terapeuta autorizado a impartir Eneagrama, colabora con las Escueas Gestalt Viva en Chile e Peru. Co-creador del curso: “Mascaras e a Comedia Humana”, con trabajos hechos en España, Italia e Argentina.
Dr. Damián Pobihuszka
Mar del Plata
Médico (UCC) Psiquiatra. Psicoterapeuta. Master en Psicofarmacologia (Univ. Favaloro). Formado en Psicoterapias Integrativas y Gestalt en la Escuela SAT con el Dr. Claudio Naranjo (Argentina, Brasil, Itália y España). Residencia en el Servicio de Salud Mental del Hospital Privado de Comunidad de 2001 a 2005. Formado en Terapia Dialéctico-Conductual y Psicoterapias de Tercera Generación. Miembro de la Association for Contextual Behavioral Science(ACBS). Formación en Psicoterapias Psicoanalíticas con Dr. Hector Fiorini. Coordinador de programas MBCT (Mindfulness Based Cognitive Therapy) y del programa de formación de Mindfulness para Psicoterapeutas de Centro Dionysos. Realiza talleres para la integración de diferentes prácticas meditativas al contexto psicoterapéutico. Coordina grupos de psicoterapia gestáltica y diferentes actividades para el desarrollo humano. Alumno del Dr. Claudio Naranjo desde hace 15 años, con su autorización coordina talleres y terapias con la Psicologia del Eneagrama de la Personalidad, con grupos e individuales. Amplia experiéncia en Meditación, Zen, Vipassana y Budismo Tibetano.
Dra. Verónica Molina
Médica Cardiologa Universitaria y Psicoterapeuta Sistémica. -Realizó estudios de medicina en la Universidad Católica de Córdoba. Residente de Medicina Interna por concurso en Clínica Caraffa en el año 2000. -Residencia en Cardiología Clínica formada en  el área médica en el Hospital Alemán de Buenos Aires (UBA-HA). Especialista en  Ergometría y Rehabilitación Cardiovascular (SAC)  Consteladora Familiar, formada y certificada en el Centro Bert Hellinger de Argentina con Tiiu Bolzmann y equipo (2006-2008). -Asistió desde el año 2002 a numerosos entrenamientos dictados por Bert Hellinger en Argentina y otros docentes extranjeros como la Dra. Ilse Kutschera (medicina sistémica), Dr. Stephan Hausner (medicina sistémica), Dra. Anngwyn St Just (trauma psíquico en medicina, trauma global, trauma en la guerra), Lic. Joan Garriga, Siegfried Essen, Thomas Hübl, Bertold Ulsamer, entre otros. -Maestría en Trauma Social (2007-2011) certificado por la Dra. Anngwyn St. Just, EEUU-Suiza, directora de ACST. -Formada en Experiencia Somática Argentina (2016-2018) abordaje sobre Trauma y síndrome de Estrés Postraumático desarrollado por Peter Levine Phd. Formación certificada por Somatic Experiencing Trauma Institute (SETI) de Estados Unidos y Avalada por la Asociación Brasilera de -Trauma (ABT) Formada en Gestalt Integrativa a través de múltiples seminarios con el Dr Claudio Naranjo (2002-2017) en Argentina y Brasil. -Formación de formadores, certificada por Tiiu Bolzmann ( 2012-2013), especialización docente para la transmisión de contenidos. -Miembro de la Fundación de Constelaciones Familiares. Miembro de la Asociación Brasilera de Trauma (ABT) -Docente internacional en el Centro Latinoamericano de Constelaciones Familiares. Certificada en Hellinger Sciencia. -Formada en Gestalt y psicología de los Eneatipos a través múltiples seminarios con el Dr. Claudio Naranjo (programas SAT) desde 2001 a la actualidad en Argentina y Brasil. -Realizó estudios sobre Psicosomática Psicoanalítica en APA con el Dr. Luis Barbero. Formada en medicina psicosomática en la Universidad RWTH Aachen Alemania. Realizó estudios sobre Trastornos del Apego en el Instituto de Capacitación Psicoanalítica  EPG -Realizó estudios sobre Trauma desde una perspectiva Psicoanalítica Con la Lic Maria Casariego de Gainza. -Practicante de meditación y biodanza Docente Internacional , Supervisora y Conferencista -Miembro titular de la Asociacion Argentina de Salud Mental -Fundadora y Directora del ICFT Instituto de Constelaciónes Familiares y Abordaje del Trauma
Gerardo Ortíz
México
Lic. En Psicología Clínica, U.A.S.L.P.; Especialización en Psicoterapia Gestalt, IPGH. México, D.F.; Maestría en Orientación y Desarrollo Humano, UIA; Maestría en Psicoterapia Gestalt, INTEGRO; Psicoterapia Transpersonal y Meditación SAT Claudio Naranjo Seminario en Improvisación Teatral, CEJCC.; Actualización en Psicoterapia Transpersonal, México y Brasil; Entrenamiento en Terapia psicocorporal, Integra; Actualización en Terapia Gestalt Integrativa, de la Escuela SAT de Brasil y el Instituto de Terapia Gestalt y Análisis Transaccional de Napoli, Italia; Formación con Betina Waissman en Movimiento Auténtico; Discípulo y Colaborador del Dr. Claudio Naranjo.
Claudio Billi
Escuela Gestalt Viva Italia
Psicólogo psicoterapeuta, Doctor de Búsqueda en Calidad de la Formación, se ha formado en Psicoterapia Cognitivo-Constructivista y en Psicoterapia Gestalt
Maurizio Cei
Italia
Terapeuta. Gestalt, Sistémica, Pareja, PNL-Coach. Economista, Abogado, Profesor de Derecho y asesor de empresas. Formado en Psicoterapia Integrativa y Gestalt en la Escuela SAT con el Dr. Claudio Naranjo; su discípulo y colaborador en los programas SAT de varios Países del mundo. Formación en Coaching Transformacional y Máster Practitioner en PNL por el Institut Gestalt de Barcelona. Formación en Terapia Sistémica-Relacional por el Institut GestalTransformació de Palma de Mallorca. Formación en Terapia de Pareja según el modelo integrativo Gestalt y Sistémico-Relacional por IPETG de Bilbao. Formación “Aprendiendo Constelaciones Familiares con Joan Garriga” por el Institut Gestalt de Barcelona.
Mirko Bartoletti
Gestalt Sém Fronteras
Psicólogo, psicoterapeuta especialista clínico, terapeuta especialista en Gestalt en terapia sistémica-relacional y en terapia psico-corporal. De acuerdo con sus estudios en psicología en la Universidad de La Sapienza di Roma, se graduó como psicólogo en la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro (PUC-RJ), obteniendo también una licenciatura de un investigador en psicología social. Especialista en dependencias químicas y salud mental. Formado en Terapia Gestalt y en la Escuela SAT del Dr. Claudio Naranjo. Instructor de Movimiento Expresivo Vital Hair Rio Open System (Brasilia / Argentina). Cofundador, idealizador y responsable técnico del Centro de Rehabilitación Psicosocial Resort Resilience, hospital psiquiátrico para adicciones, drogadicción y salud mental. Actúa como psicoterapeuta y supervisor individual de pareja, familia y grupo. Discípulo del Dr. Claudio Naranjo y colaborador no del programa SAT.